En Somos Misil nos dimos a la tarea como agencia de clasificar algunos tipos de marcas desde nuestra experiencia, esperamos que no sean un reflejo de la tuya:

 

  • Marca Meme: esa que solamente te hace reír. Está comprobado que el buen sentido del humor es fundamental en las redes sociales, un contenido interesante se caracteriza por atrapar a tu público. Sin embargo, es importante trascender más allá de simplemente entretener, el contenido debe generar valor y motivar a que muchas otras personas más quieran seguirte.

 

  • Marca Harry Potter: una que crece por hechizos. A veces miramos cuentas que acaban de empezar y que de la noche a la mañana tienen muchos seguidores como por arte de magia. No es brujería, se trata de aplicaciones que aumentan ese número, pero con cuentas falsas o extranjeras que ni te conocen ni consumen tu marca. ¿Es lo que realmente deseas?

 

  • Marca Tutankamón: tiene un feed embalsamado. Estas lucen ostentosas con un diseño espectacular, pero cuando miras la última fecha de publicación fue hace meses o incluso años. Se quedaron congeladas en el tiempo y sus seguidores no saben si aún existen o no.

 

  • Marca Miope: no enfoca. Cuando no existe una claridad sobre a quién te diriges ni el cómo, disparas a muchas partes a la vez y no le pegas al blanco. Es mucho mejor trazarte objetivos realizables para generar un contenido más estratégico y ganador.

 

  • Marca Casper: aparece de vez en cuando como espanto. Ni te acordabas que la sigues, te tira un post cada tanto tiempo que no logra captar tu interés ni puedes conocerla lo suficiente. Si algo da más susto que estas manifestaciones esporádicas es ver los resultados tan bajos que adquieren.

 

  • Marca Puro Hueso: sin interacción, no tiene vida. No tiene comentarios, no tiene corazón. Se limita a existir, nadie la comparte ni se nutre de contenido de valor. Más que hacer simplemente presencia en redes, hay que buscar generar un impacto y que se note la participación de tu marca.
Abrir chat