Hablemos de innovación ¿es tan vital como parece?

La mente de las personas es algo fascinante, cada una de ellas piensa completamente diferente y es por esto que las ideas de una persona A pueden contrastar completamente con las ideas de una persona B, pero al mismo tiempo puede ser igual, pero funcionar diferentes a las de una persona C y así en un sinfín de combinaciones posibles.

Es común en algunas personas sentarse a ver un objeto y solo pensar: ¿cómo habrán inventado este objeto? ¿Cómo nació la idea? Y es que pongamos un objeto simple: El Teléfono, quizás este es un ejemplo fácil, ya que este nace de la necesidad de comunicarnos, y no vamos a entrar en el eterno debate de quién fue su inventor, concentrémonos solo en la idea. Retomemos, una persona hace miles de años encontró que había más personas como él y que si se podían relacionar podrían sobrevivir juntos, pero… ¿Cómo relacionarse? Quizás es en este punto en el que el hombre descubrió la necesidad de comunicarse o quizás no, realmente son simples suposiciones.

Pero no nos desviemos de la idea, El Teléfono, este nace, como lo dijimos anteriormente, de la necesidad básica de los humanos de comunicarnos, somos seres sociables y la comunicación es un elemento esencial. A una persona se le ocurrió innovar en el tema y quiso comunicarse con una persona que estaba a cientos o miles de kilómetros, se sentó a pensar y encontró la forma, un invento que cambiaría la vida de todo el mundo, un teléfono, cuya única misión era la de poder comunicarnos, o por lo menos así creemos que lo pensó la persona A, sin embargo, la persona B pudo haberlo visto como algo que estorbaba y que perturbaba su paz, asimismo una persona C lo vio y pensó: ¿será posible cargar un teléfono en el bolso y llevarlo con nosotros a cualquier parte de la ciudad?, y con seguridad muchas otras personas tuvieron ideas y pensamientos diferentes y contrarios frente a uno de los inventos más grandes de la humanidad.

Y así es, de eso se trata la innovación, tomar algo que ya está inventado y revolucionarlo, ir un paso más allá, volvamos a nuestro ejemplo: La comunicación existía, el teléfono innovó y cambió el mundo, luego una persona innovó nuevamente, lo puso en una maleta y lo llevo a todas partes donde iba, luego alguien volvió a innovar y quitó los cables y así nació un teléfono inalámbrico, luego el celular, los SmartPhones, y así se innovó tantas veces en un elemento esencial, como la comunicación, que llegamos a los teléfonos inteligentes que prácticamente han llegado para controlar nuestras vidas.

Hay que aclarar que todo lo anterior son simplemente suposiciones, que nacen de estar sentado, mirar un objeto y pensar cuál fue la creación de este, y al final todo termina en: Innovación, cambiar algo existente para que funcione mejor, sea más cómodo, llegue a más personas, nos facilite la vida, en fin, cualquier cantidad de razones que se les ocurra.